Noticia

Extendiendo manos a las comunidades originarias

El Potrillo es una localidad argentina del Departamento Ramón Lista, en el extremo noroccidental de la provincia de Formosa. La población original fue fundada a orillas de la laguna del Potrillo y se trasladó en 1987 a su emplazamiento actual debido a la gran inundación que afectó a la región ese año. Cuenta con más de 3.000 habitantes y la mayoría son asentamientos de comunidades originarias de las etnias Tobas y Wichis. Las familias que habitan esta región  están muy desprotegidas, viviendo en casas o chozas muy precarias, básicamente hechas con ramas y nylon, sin baños y cocinando en el suelo. Tienen huertas y jardines aún con la gran sequía que los azota por largos periodos durante el año.

Desde el 2009, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de Últimos Días está realizando una serie de donaciones  que incluyen  al hospital de la localidad de El  Potrillo, y a  las comunidades originarias de esta región para ayudarlos en sus esfuerzos por alcanzar  la autosuficiencia.

En ese año los Servicios Humanitarios de la Iglesia, luego de mucho trabajo y esfuerzo, recorrieron  un total   4.050 kilómetros  llegando hasta allí  para  realizar la entrega de insumos en el hospital "El Potrillo”. En una pequeña  ceremonia  de entrega estuvieron presentes la Directora del Hospital Dra. Patricia Cabral y el Bioquímico Lic. Carlos Salinas,  Simeón  Pérez.  representante de la comunidad Nivacle, miembros de la Iglesia y Ramón Paredes, Consejero y Cacique de la comunidad Nivacle.

La donación consistió en una Cama  ortopédica, Ecógrafo portátil, Colchones antiescaras, Cajas de cirugía menores y ginecológicas/obstétricas, Tubos endotraquial, Laringoscopios, Kits de Higiene, entre otras cosas.

La escuela pública de El Potrillo recibió la pintura y herramientas para pintar el interior de las aulas y la fachada exterior. En todos los asistentes a la ceremonia (alrededor de unas 60 personas) había felicidad por el esfuerzo realizado y todo lo cumplido. Claudio Fernández, representante del departamento de Bienestar de la Iglesia en Argentina, destacó la reacción que los miembros de todas la etnias quienes se mostraron muy agradecidos y comprometidos a realizar los trabajos. Fernandez, expresó su agradecimiento por la oportunidad que tuvo la Iglesia de brindar ayuda a quienes más la necesitan. "Los miembros de la Iglesia somos parte de la comunidad y siempre estamos dispuestos a ayudar donde podamos,". La escuela y  los niños jugaban felices con sus juguetes y con curiosidad guardaban los nuevos útiles escolares, las  madres agradecidas por los Kits de higiene que se repartieron.

 

Luego se completó la donación con los siguientes elementos: Un Bote de madera de 6 metros, 2 Trasmallo para pesca, Nylon negro para proteger los ranchos, Semillas para producir  alimentos, Zapallo Sandias, Maíz, Melón, Batata, Mandioca, Porotos, Un teléfono celular para la comunidad. Actualmente se está colocando una antena de Telefónica, Ollas de hierro para cocinar utensilios de cocina.

El matrimonio Wall,  misioneros de Ayuda Humanitaria de la Iglesia en Argentina, señalaron que “Este es un proyecto muy hermoso, la participación y la buena voluntad de muchas personas acercaron un poco más el cielo”.

Nota sobre la Guía de Estilo:Al publicar noticias o reportajes sobre La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, tenga a bien utilizar el nombre completo de la Iglesia la primera vez que la mencione. Para más información sobre el uso del nombre de la Iglesia, visite nuestraGuía de estilo.